viernes, 26 de noviembre de 2010

LAS LEYES DE IGUALDAD EN LAS RELACIONES FAMILIARES

Las Cortes de Aragón  aprobaron el pasado mes de mayo ( con el apoyo de todos los grupos excepto IU) una nueva ley denominada " Ley de Igualdad en las relaciones familiares ante la ruptura de convivencia de los padres".

Dicha Ley, pionera en España, establece que en aquellos procesos de separación y divorcio en los que los padres no sean capaces de llegar a un acuerdo sobre los hijos, serán dirimidos por un juez, quien dictará la custodia compartida como preferente frente a la individual . Con ello se pretende favorecer el mejor interés de los hijos, a la vez que promover la igualdad entre los progenitores.

No se trata de que exista un reparto equitativo del tiempo sino de una norma que establece un punto de partida de igualdad entre ambos progenitores, que actualmente no existe puesto que, por norma general , se concede a la madre la custodia de su hijo/s, aunque en los últimos años se ha ido ampliando , con la aquiescencia de los Fiscales, una ampliación del régimen de visita en favor de los padres a la vez que se les exige , en paralelismo, que cumplan con sus obligaciones respecto a sus hijos, y nos referimos en este punto a su responsabilidad para cumplir con el régimen de visitas establecido judicialmente.

Tambien la Comunidad Valenciana y Navarra se encuentran tramitando en la actualidad leyes similares en sus respectivos parlamentos.   

viernes, 19 de noviembre de 2010

Actualidad: El Tribunal Supremo a favor de la custodia compartida en casos en los que no hay acuerdo entre los cónyuges.

La Audiencia Provincial de Valencia acordó revocar la custodia compartida en un asunto resuelto porque sólo se concede de forma excepcional, porque los padres no la habían adoptado en el convenio regulador y porque el informe emitido en primera instancia no la aconsejaba claramente.

El Tribunal Supremo, en sentencia reciente ( octubre 2.010) ha estimado el recurso interpuesto contra la misma con los siguientes argumentos: 

a) que la medida de la guarda y custodia compartida debe acordarse siempre en interés del menor, que es el criterio fundamental a tener en cuenta para tomar esta decisión, criterio que es independiente de las opiniones de quien deba adoptar dicha medida y que debe basarse en razones objetivas;

 b) que si bien los padres no adoptaron este acuerdo en el convenio regulador, las circunstancias familiares son siempre cambiantes y es por ello que como ya se ha recordado en el anterior fundamento, la propia Ley de Enjuiciamiento civil recuerda que en los procedimientos en los que deba tenerse en cuenta el interés del menor, no rige el principio dispositivo; 

c) que el informe emitido por los servicios psico-sociales como prueba en segunda instancia concluía que no solo había funcionado correctamente la guarda y custodia compartida desde la ejecución de la sentencia pronunciada en primera instancia, sino que era aconsejable seguir manteniéndola. Dicho informe no es vinculante, pero ofrece elementos para decidir que no han sido tenidos en cuenta para acordar una u otra solución en el presente supuesto, 

y d) que el informe del Ministerio Fiscal es favorable a la guarda y custodia compartida.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Principios éticos.

El objeto de este despacho es el asesoramiento profesional en todas las materias en las que el Bufete está especializado. El trabajo se desarrolla bajo un estricto principio de rigor técnico basado en el estudio a fondo de cada asunto, a la vez que ofrecemos a nuestros clientes una atención directa ( cliente- abogado), personal y continua.