miércoles, 24 de febrero de 2016

DIVORCIO Y RECONCILIACION

En la entrada anterior publiqué una "solicitud de reconciliación" judicial para que se anularan los efectos de una separación matrimonial. A mi entender, en muchas ocasiones las personas no adaptamos nuestra situación legal a la real , pero después exigimos que nos reconozcan el derecho de una situación de hecho cuando somos nosotros mismos los que nos hemos negado estos derechos al no actuar conforme a la ley. 

Asi, son muchas las parejas que no viven juntas y comparten intereses económicos y de vida, y que no son "parejas de hecho" porque no se registran en la Administración correspondiente, o no contraen matrimonio porque tampoco quieren asumir un "compromiso", y eso que nunca fue tan sencillo divorciarse ( ni siquiera hace falta argumentar motivo para ello y , salvo que se formalicen capitulaciones matrimoniales, el matrimonio se produce- al menos en la Comunidad Valenciana- con separación de bienes, por lo que las relaciones económicas entre ambos son las mismas que las de cualquier pareja de extraños).

Tambien es frecuente, relativamente , que parejas que se han separado o divorciado, se "reconcilien" pero no lo anuncien en el juzgado para que se reconozca esa nueva situación. 

Por mi parte desaconsejo, a quien me quiera escuchar, que la situación real y la legal no coincidan. El motivo, la consecuencias jurídicas que se producen y que , por ignorancia o dejadez, al final se lamentan. 

En la vida hay que preveer lo que puede pasar. No dejar de ir al médico "porque el médico siempre te encuentra algo", como dicen algunos aprensivos. Y si una pareja de hecho no se registra ni se casa, puede uno/a verse en la calle si viven de alquiler y el contrato no está a nombre de los dos y uno tiene un desgraciado accidente. O puede tener dificultades económicas si tienen bienes en común ( proindiviso ), los hijos de uno heredan la mitad de la vivienda del otro y piden la división del bien común. O si se han reconciliado tras una separación ( o vuelto a casar tras el divorcio) porque han vuelto a vivir juntos y no lo regularizan en el juzgado, el viudo o la viuda puede verse privado de la pensión del sistema de la seguridad social que le ayude a mantener en lo posible el status económico que tenía cuando ambos compartían su vida. Y esto es tan sencillo como un escrito de ambos cónyuges ratificado por separado ante el juez en el expediente de separación, o como volver a formalizar su matrimonio, si están divorciados.



    

No hay comentarios:

Publicar un comentario